lunes, 19 de mayo de 2014

MY FAB SKIRT

Buenos días!

Hace tres semanas fue el bautizo de mi sobrinito y mi hermana me concedió el honor de ser la madrina de su bautismo... Qué ilusión!

Los bautizos siempre me generan dudas al respecto del atuendo, ya que la gente no suele vestirse como para una boda, pero a mí me parece un acontecimiento lo suficientemente importante como para no engalanarse un poco.

He ido a bautizos que parecían bodas y me parecía que me había quedado corta y en otros me he vestido más formalmente y eran una comida de domingo normal...

En este caso, al ser la madrina y después de varios errores al elegir outfit en otros bautizos, decidí hacerle caso a mi padre que me dijo: "Noe, en estos casos más vale pasarse que quedarse corta"... Hombre sabio donde los haya.

Sin tener claro lo que me iba a poner, pero teniendo tres vestidos maravillosos en el armario, el tema estaba claro: me pruebo los tres y el que más me guste me pongo. ¿Solucionado, verdad? Pues no...

Cinco días antes del bautizo y, por supuesto, confiando plenamente de nuevo en mi maravillosa modista Yolanda Sainz del taller MELOKOSO (Valencia) le ofrecí un pequeño desafío, tanto por la falta de tiempo como por la idea.

Meses antes, me enseñó una tela maravillosa importada de Egipto con ciertas reminiscencias de seda adamascada típica del traje regional de valenciana, pero la cosa no fue más allá.


Bonita... ¿eh?

Ya teníamos lo más importante: la tela y las maravillosas manos de Yoli. Pues bien, la idea era descontextualizar la falda del traje de fallera y actualizarlo de forma que sirviese tanto para este acontecimiento como para fondo de armario. Por lo tanto, hizo una maravillosa falda larga hasta las rodillas por delante y más larga por detrás, pero no sólo era eso. A parte de más larga también era más ancha por detrás haciendo el efecto óptico de capote de torero. Para el forro elegimos un maravilloso forro fucsia siguiendo con las reminiscencias taurinas y quedó "tal que así":



Buscando entre mi extenso armario de zapatos, encontré unos peep-toes al tono del forro y un bolso de mano también en fucsia con mi adorada Union Jack:


El resto del outfit, top negro y rebequita de lentejuelas en verde manzana light. Como sabéis, no soy egoblogger, pero os dejo una foto (perdón por la calidad):


Detalle de la falda y zapatos.


Y para rematar el look, uno de los maravillosos tocados de mi marca L Espígol by N Arnau, ir del brazo de mi chico, que estaba imponente y la compañía de mi fabulosa familia.


Mi adorada hermana vestida por una de las mejores diseñadoras españolas del momento: LOVE LOVA, con el modelo Yasmin y yo antes de salir hacia la iglesia.

Noelia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada